Resumen de La agonía de Rasu Ñiti: Personajes, Autor y Argumento

La agonía de Rasu Ñiti, es un cuento del escritor peruano José María Arguedas publicado en 1962. Es un relato breve ambientado en una aldea de los andes peruanos, y que los críticos consideran como una de las mejores creaciones literarias de su autor y de la literatura.

Por esta razón, en el presente artículo nos dedicamos a desarrollar a profundidad; un breve resumen sobre La agonía de Rasu Ñiti, resaltamos algunas características de los personajes en el cuento, realizamos un análisis literario y culminamos con información sobre el autor.

La agonía de Rasu Ñiti

Tabla de Contenidos

Resumen corto de La agonía de Rasu Ñiti

Pues bien, antes de profundizar con la explicación de los personajes y análisis literario de La agonía de Rasu Ñiti y todo lo que a ello respecta; primero debemos mencionar un breve Resumen de La agonía de Rasu Ñiti. Te invitamos a continuar con la lectura.

La agonía de Rasu Ñiti, es un cuento del escritor peruano José María Arguedas publicado en el año 1962.

Este cuento nos brinda el desarrollo de un rito religioso donde el danzante de tijeras “Rasu-ñiti” será el hilo conductor de la obra. Cuando dansak “Rasu-ñiti”, quien se encuentra al borde de la muerte, anuncia que está preparado para realizar la danza de las tijeras.

Es así como comienza a vestirse con los atuendos luminosos de danzante; tenemos la impresión de estar asistiendo a una misa religiosa en la cual, el cura viste los ornamentos sagrados. Luego llegan Lurucha, el arpista; Don pascual, el violinista y la gente del pueblo para acompañarlo.

  • La parte central es la danza que realiza el moribundu “Rasu-ñiti”.
  • También se incluye su toque magistral ante cada nuevo paso de baile que los músicos le ofrecen.

El rito culmina con la muerte del bailarín y la iniciación de su discípulo y sucesor “AtokSayku”; que comienza a realizar su sacerdocio ante el cadáver  del dansak. Los fieles de este rito religioso creen ver en los restos inertes del fallecido “Rasu-ñiti”, el espíritu del poderoso wamani.

Resumen

“La agonía de Rasu Ñiti» es una escena de ballet, con la danza del bailarín de tijeras (Dansak: bailarín): “Rasu Ñiti».

Asimismo, la música que acompaña al dansak “Rasu Ñiti” se siente en variadas tonalidades, y es interpretada por “Lurucha”, el arpista, y por don Pascual, el violinista. “Rasu Ñiti” estaba tendido en el suelo de su habitación, sobre una cama de pellejos.

Por la única ventana, cerca del mojinete entraba la luz del sol que daba sobre un cuero de vaca que colgaba de unos de los maderos del techo y, la sombra producida, caía a un lado de la cama del bailarín. A pesar del oscuro del ambiente, era posible distinguir:

  • Las ollas, los sacos de papas, los copos de lana, y aun los cuyes cuando salían algo espantados de sus huecos y exploraban en el silencio.

Ahora bien, cuando sintió que era ya el momento de actuar, se levantó y pudo llegar hasta la petaca de cuero en que guardaba su traje de dansak y sus tijeras de acero. Se puso el guante en la mano derecha y empezó a tocar las tijeras.

La mujer del bailarín y sus dos hijas que desgranaban maíz en el corredor, corrieron a la puerta de la habitación cuando oyeron las tijeras que sonaban mas vivamente. Encontraron a “Rasu Ñiti” que se estaba poniendo la chaqueta adornada de espejos.

  • El bailarín pidió a su mujer que llamaran al “Larucha” y a don Pascual, porque ya el corazón le había avisado que había llegado el momento en que el tenia que recibir al Wamani.

Sin embargo, “Rasu Ñiti” sentía que el Wamani le estaba hablando directamente al pecho; pero su mujer no podía oírlo. La mujer se inclinó ante el dansak y le abrazó los pies. Estaba ya vestido con todas sus insignias, un pañuelo blanco le cubría parte de la frente.

Cuando el bailarín interrogó a su mujer sobre si veía al Wamani sobre su cabeza, esta le contestó que si, que era de color gris y que la mancha blanca de su espalda estaba ardiendo.

El tumulto de la gente que venia a la casa del bailarín se oía ya muy cerca. Cuando las hijas del danzarín, que habían ido a llamar al “Lurucha” y a don Pascual, regresaron, Pedro Huancayre el gran dansak “Rasu Ñiti”, ya tenia el pañuelo rojo en la mano izquierda.

Su rostro enmarcado por el pañuelo blanco, casi salido del cuerpo, resaltaba por que todo el traje de color y luces, y la gran montera lo rodeaban, se diluían para alumbrarlo, su rostro cetrino casi no tenia expresión.

  • Solo sus ojos aparecían hundidos como en un mundo, entre los colores del traje y la rigidez de los músculos.
  • “Rasu Ñiti” empezó a tocar las tijeras.
  • Cuando llegó Lurucha, el arpista del dansak, tocando, ya la fina luz del acero era profunda; le seguía don Pascual, el violinista.

El Lurucha, que comandaba siempre el dúo, hacia estallar con su uña de acero las cuerdas de alambre y las de tripa. Tras de los músicos marchaba un joven: “Atok Sayku”, el discípulo de “Rasu Ñiti”. También se había vestido; pero no tocaba las tijeras.

Finalmente, “Rasu Ñiti” vivía en un caserío no más de veinte familias. Los pueblos grandes estaban a pocas leguas. Tras de los músicos venia un pequeño grupo de gente. Cuando “Rasu Ñiti” sintió que ya el final se acercaba, pidió al arpista que tocara.

Autor

La agonía de Rasu Ñiti

José María Arguedas nació en Andahuaylas, en la sierra sur del Perú el 18 de enero de 1911.

Este personaje, fue un escritor, poeta, traductor, profesor, antropólogo y etnólogo peruano. Además, fue autor de novelas y cuentos que lo han llevado a ser considerado como uno de los grandes representantes de la literatura en el Perú.

Asimismo, José María Arguedas Altamirano, introdujo en la literatura una visión interior más rica e incisiva del mundo indígena. La cuestión fundamental que se plantea en sus obras es la de un país dividido en dos culturas que deben convivir.

  • Los grandes dilemas, angustias y esperanzas que ese proyecto plantea son el núcleo de su visión.

En este sentido, su labor como antropólogo e investigador social se da en paralelo a su importancia y a la influencia que tuvo en su trabajo literario. Se debe destacar su estudio sobre el folklore peruano; al respecto tuvo un contacto estrechísimo con artistas de todas las regiones del Perú.

  • Su contribución a la revalorización del arte indígena, reflejada especialmente en el huayno y la danza, ha sido muy importante.

Fue además traductor y difusor de la literatura quechua, antigua y moderna, ocupaciones todas que compartió con sus cargos de funcionario público y maestro. Entre sus novelas están: Los ríos profundos, Todas las sangres y El zorro de arriba y el zorro de abajo.

Por otra parte, nos corresponde mencionar que este personaje, proveniente de una familia criolla y aristócrata por parte materna, quedó huérfano de madre a los tres años de edad. Por la poca presencia de su padre, y su mala relación con su madrastra y su hermanastro, se refugió en el cariño de los sirvientes andinos.

  • Sus estudios de primaria los realizó en San Juan de Lucanas, Puquio, Abancay y los de secundaria en Huancayo y Lima.

Acto seguido, ingresa a la Facultad de Letras de la Universidad de San Marcos, en el año 1931; allí se licenció en Literatura, y posteriormente cursó Etnología; se recibió de bachiller en el año 1957 y finalmente de doctor en el año 1963.

De 1937 a 1938 sufrió prisión en razón de una protesta contra un enviado del dictador italiano Benito Mussolini.

Paralelamente a su formación profesional, en 1941 empezó a desempeñar el profesorado, primero en Sicuani, Cusco, y luego en Lima, en los colegios nacionales Alfonso Ugarte, Guadalupe y Mariano Melgar, hasta 1949.

Personajes

Personajes

A continuación, plasmamos mediante un listado los personajes principales y secundarios de dicha obra. ¡Atento!

  • Pedro Huancayre o Rasu Ñiti («Que aplasta nieve») un veterano danzante de tijeras o dansaq. Vive en una pequeña aldea de los Andes, junto con su familia, dedicado a las labores agrícolas.
  • La esposa de Rasu Ñiti.
  • Las hijas de Rasu Niti, muchachas que ayudan en las tareas domésticas del hogar.
  • Atuq Sayku («Que cansa al zorro»), joven discípulo de Rasu-Ñiti.
  • Lurucha, el arpista de Rasu-Ñiti
  • Don Pascual, el violinista.
  • Wamani o el espíritu de la montaña que se manifiesta en forma de cóndor.

Argumento

Argumentos

El cuento relata los últimos instantes de la vida del indio Pedro Huancayre (Rasu-Ñiti).

Dicho personaje, era un célebre danzante de tijeras o dansak, quien utiliza sus pocas fuerzas que le quedan para danzar mientras agoniza, todo lo cual lo hace acompañado de dos músicos (un violinista y un arpista), desplegando un ceremonial espectacular.

Dicha ceremonia la presencian su mujer y sus hijas, y su joven discípulo Atuq Sayku. Rasu-Ñiti muere en trance y lega a su discípulo el Wamani o espíritu de la montaña que se manifiesta en forma de cóndor, una deidad andina que hizo de Rasu-Ñiti un celebre bailarín.

Análisis Literario de La agonía de Rasu Ñiti

Según Vargas Llosa, este bello relato condensa admirablemente la interpretación arguediana de la cultura andina.

Análisis

El cuento irradia una rica gama de símbolos y significados sobre lo que Arguedas quería ver en el mundo andino: una cultura que ha preservado su entraña mágico religiosa ancestral y que extrae su fuerza de una identificación con una naturaleza animada de dioses y espíritus que se manifiestan a través de la danza y el canto.

  • El encanto del relato está en la envoltura realista que tiene la fantástica historia.

El espíritu del dios montaña que ha escoltado siempre al danzante infundiéndole la sabiduría de su arte se corporiza en forma de un cóndor, al que la mujer de Rasu-Ñiti, sus músicos y Atuq Sayku ven aletear sobre la cabeza del agonizante, mientras éste ejecuta los últimos pasos.

Ver a ese ‘espíritu’ es un atributo espiritual, que sólo algunos han alcanzado; las hijas del bailarín, por ejemplo, no tienen aún la «fuerza» necesaria para lograrlo. Todo el amor de Arguedas por la vida en forma de programado ritual se hace evidente en esta agonía.

La misma, se representa como ceremonia de rígidas reglas que todos conocen y respetan.

Mensaje
  • El danzante de tijeras muere tranquilo pues sabe que ha mantenido fielmente su identidad y ha asegurado la supervivencia de la cultura andina.
  • La ceremonia de su muerte es a la vez la iniciación del nuevo dansaq del pueblo, en un ritual que simboliza la continuidad de muerte y nacimiento en la naturaleza y en los cultivadores de la tradición.
  • El mensaje que nos trasmite es la lucha tenaz de la cultura andina por no desaparecer.

Frases de La agonía de Rasu Ñiti

Ahora sí, para culminar con nuestro artículo, plasmamos solo algunas de las frases más reconocidas del autor José María Arguedas.

  • Los sentimentales o son grandes valientes o grandes cobardes.
  • Alma de cuerpo sucio no muere.
  • Los ojos no sirven para ver los pensamientos.
  • Igual vemos, distinto entendemos.
  • Acompañando en voz baja la melodía de las canciones, me acordaba de los campos y las piedras, de las plazas y los templos, de los pequeños ríos adonde fui feliz.
  • ¡El oro, hijo, suena como para que la voz de las campanas se eleven al cielo y vuelva con el canto de los ángeles a la tierra!
  • No sabía si amaba más al puente o al río. Pero ambos despejaban mi alma, la inundaban de fortaleza y de heroicos sueños.
  • Se borraban de mi mente todas las imágenes plañideras, las dudas y los malos recuerdos.
  • Quien ve cometer un grave pecado también debe pedir perdón a Dios; el gran pecado salpica.
  • La tarea verdaderamente heroica y difícil fue la de extender a la mayoría de la población capitalina esta comprensión por el arte llamado indígena.
  • ¡Desear! Es cosa del pequeño burgués idealista. ¡Hacer con orden y sin miedo! Eso es del hombre del partido.
  • Los insectos que pasan la bruma se mecen y flotan, y en su largo mareo golpean las húmedas hojas.

Te invitamos a que nos ayudes a compartir la información.

¡Hasta pronto!


Si te ha gustado este artículo sobre los Resumen de La agonía de Rasu Ñiti te recomendamos los siguientes artículos relacionados:

Resumen de Paco yunque

Resumen de Paco yunque

Uno de los libros más conocidos de cuentos infantiles, es el de Paco Yunque. Es por ello, que te traemos un…

Resumen de El feo

Resumen de El feo

Hoy te traemos el Resumen de El Feo. Te adelantamos que es una novela escrita por el mexicano Carlos Cuauhtémoc…

Deja un comentario